Entrevista Sacapunta N°4 – Eduardo Andrade

¿Por qué elegiste la historieta como medio de expresión?

Creo que es para lo único que tengo dedos para el piano. Igual supongo que sé hacer otras cosas, pero siento que poniéndole empeño, esto me sale mucho mejor que otras cosas, como tocar la guitarra o andar en bicicleta. Aparte que me gusta, lo cual es un factor muy importante.

¿cómo es tu proceso de trabajo / planificación de una historieta?

Trato de ser muy ordenado, y exigente conmigo mismo. En el fondo, siempre el dibujar ha sido la mayor prioridad, incluso mayor que proyectos relacionados con historietas. Trato de organizar mi horario, hacerme las energías para comenzar a dibujar, ponerme metas diarias, semanales, y aunque no se logren, intentar lograrlas al día siguiente. Hay que ser responsable, creo, y muy pendiente del tiempo, de no perderlo. Trato de seguir un guión, escrito después de haber armado la historia con algún mapa conceptual, o un argumento corto. Luego se pasa la primera mano, que es con grafito, después con portaminas de color dibujo los detalles, se pasa a tinta con tiralíneas, y ahí son dos o tres pasadas más, porque primero va el dibujo, de ahí los achurados, y al final los detalles y los globos de diálogo, por eso igual me toma mucho tiempo pero generalmente el resultado me gusta.

¿cuál es tu rollo? ¿qué es lo que quieres contar con tus cómics?

Me gusta harto la política, pero no la farándula política, sino la política, el civismo, la ley, la historia, esas cosas que salen en el Canal de los Diputados. Me gusta también la comedia, en general, e ir aprendiendo de ellas, y todo eso. Qué quiero contar, pues creo que la línea que he seguido es la de ilustrar una sociedad alejada de ese ideal primermundista, de que todo puede resultar bien, no, a mí me gusta que todo resulte mal, que haya un desastre o algo así, me gusta imaginarlo y retratarlo. Es cierto que uso estereotipos demasiado marcados y manoseados, como el típico fascista o el típico marxista, pero le encontré la mano a crear personajes incorrectos en sí, y eso alivia mucho la pega.

¿Cuáles son tus historietas latinoamericanas favoritas?

Difícil pregunta ahí, porque siempre me fui por el lado de la historieta española, del cómic under español de después del Franquismo. Pero si debo decir algo, digamos que Mafalda, que creo que fue el primer cómic que leí cuando era chico y que me gustó. Una vecina tenía ese libro de Toda Mafalda y creo que me lo habré leído en unas dos semanas, pero me cambió el paradigma que tenía, y te digo que sería como a los 10 años. Quería dibujar como Quino, pero era una vara, y sigue siéndolo, muy alta. De otros historietistas, en las revistas viejas de cómics hay personajes muy buenos, onda me gusta mucho Ramón que salía en El Pinguino, y los personajes de Themo Lobos que salían en las revistas para adultos siguen siendo de mis favoritos, onda Dolcevita y Alaraco.

¿Podrías compartirnos una viñeta, secuencia o página favorita?

Mando algunas de las revistas Kaña y del Jueves, ambas españolas, de los años ochentas más o menos, de cómic under de la época, el cual vendría siendo mi fuerte.

—–
Eduardo Andrade, oriundo de Punta Arenas pero viviendo en Valparaíso, autor de Anotación Negativa, cómic de humor negro que vengo haciendo desde el 2007, de cuando iba en el liceo, y además de otros personajes todos más o menos orientados a lo que se me ocurra dibujar no mas, como Dina Distimia que viene siendo un personaje medio patológico, y Patrimonio Nacional que es una especie de crítica social a la clase alta, aunque principalmente he avocado a Anotación Negativa, donde ya voy para los 81 números publicados.

 

Deja un comentario